• Atención individualizada centrada en la persona.

  • Exploración psicopatológica y valoración diagnóstica, teniendo en cuenta todos los factores que influyen en la presentación de los síntomas (biológicos, psicológicos y sociales).

  • Evaluación del tratamiento sintomático más apropiado, tanto farmacológico como no farmacológico.

  • Psicoterapia individual integradora y terapia de apoyo.

  • Psicoeducación y asesoramiento, individual y familiar (con especial atención a la figura del cuidador en pacientes dependientes).

  • Elaboración de informes clínicos y periciales.

  • Trabajo en colaboración con un equipo de Neuropsicólogas con gran experiencia en el ámbito del daño cerebral. Realizamos valoraciones conjuntas y diseño de intervención terapéutica coordinada en casos que lo precisen.
  • Actividades de formación/ docencia para cuidadores y profesionales.